La Mercadotecnia también tiene historia

Desde los tiempos del trueque que viene siendo el intercambio de bienes,  la Mercadotecnia ha estado presente. La creación de la moneda facilitó la expansión del mercado llegando a nuevas fronteras creando lo que hoy conocemos como “globalización”.

Al existir la moneda empezó la acumulación de riquezas de cierto sector de la población,  donde las necesidades básicas (alimentación y vestido) estaban cubiertas, dando paso a intereses más sofisticados como joyas, creando una división socio-económica.

La Revolución Industrial (XVIII- XIX)  fue un parteaguas de lo que ya se conocía de la mercadotecnia dando paso a la mercadotecnia moderna, donde el avance de la tecnología permitió que  la capacidad de producción aumentara, además la creación de la máquina de vapor, siguiéndole el ferrocarril, ayudó a una transportación más rápida, lejana y segura de la mercancía.  La poca cantidad de ofertantes de productos a comparación de la gran demanda de los consumidores hizo que esta etapa se caracterizará por un producto barato, útil y al alcance del consumidor, importándoles poco la calidad, también fue la época donde surgieron granes corporaciones, que hoy en día muchas de ellas aún existen.

Hasta el s. XX es cuando se da el enfoque mercadológico dirigiendo el producto a las necesidades y deseos del cliente que satisfagan o rebasen sus expectativas. Otro dato importante es que también en esta época es cuando empieza la idea de la “mezcla de Mercadotecnia”.